Diseño de Packaging: el primer problema de una Pyme

packaging

El diseño de packaging, o de contenedores para el empaquetado de productos, es el primer problema que tiene una pequeña empresa que ha ido solventando su diseño gráfico con medios no profesionales.

El empaquetado de productos requiere profesionalización en su diseño como contenedor (diseño de producto) y como publicidad (diseño gráfico de marca).

En los últimos años se ha producido una creciente paquetización (no me gusta la palabra, pero me he ido acostumbrando a utilizarla) de todo lo que realizan las empresas, a envolver y acotar sobre todo productos y servicios, de forma que el cliente pueda consumirlos de forma rápida y sencilla.

Quizá no creas que es así, pero seguro que si miras a tu alrededor, habrás comprado en los últimos días servicios a los que se suman productos, se envuelven y se venden como un pack (unas entradas de cine con palomitas y unas gominolas, un servicio de mantenimiento informático en el que te regalan un antivirus, unas fresas en una barqueta, una carne con una salsa precocinada…).

Esta creciente tendencia ha desembocado en una necesidad de que las empresas “envuelvan”, empaqueten, soliciten servicios de diseño de packaging, porque resolver este punto del diseño no es posible sin contar con servicios profesionales de diseño, de producto y de branding, como he dicho antes.

Diseñar una caja en la que encaje un frasco, una cantidad adecuada de frutas, unos documentos y unas muestras… es un trabajo muy profesional que debe estar condicionado fundamentalmente por la usabilidad de la caja (posibilidad de entrar en otros empaquetados mayores, almacenaje, transporte, uso…).

packaging2

Diseñar el exterior de una caja es un trabajo que es extremadamente delicado. De este diseño dependerá, sin duda, que el cliente final lo escoja en el lineal frente a otros productos similares, frente a la competencia. Pero también, de un correcto diseño depende el coste mayor o menor de producción del embalaje.

Un coste que debe ser el justo, el que permita producir lo que se necesita, sin gastar ni un euro más de lo estrictamente necesario, para no incrementar los costes del producto o servicio.
Por tanto, cuando una pyme se enfrenta con un problema de packaging contrata los servicios de una empresa de diseño, que debería estar especializada en este tipo de productos.

No es aconsejable solicitar estos servicios al que te diseña la web, al que te hace el flyer. Puede que te ayude a conseguir un buen proveedor, un profesional especializado en este trabajo, que conozca medidas, tamaños, montajes, transportes y que después tenga el sentido estético de ver el paquete en el lineal de forma atractiva y atrayente. Pero salvo grandes profesionales que son capaces de desarrollar su conocimiento de forma muy versátil, lo mejor es contar con diseñadores especializados en el packaging.

Separator image Posted in General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *