Cómo conocer a nuestro público objetivo – Estrategias de marketing

Claves para conocer a nuestro públic

Las dos formas más utilizadas para obtener información directa  de nuestro público objetivo son la encuesta, que nos da información en su mayor parte cuantitativa y  el focus group o grupo de discusión, del que obtenemos valiosa información cualitativa.

Hoy vamos a dar algunas pautas para realizar una encuesta y obtener mucha información útil para formar nuestro público objetivo o target, y definir buenas estrategias de marketing dentro de nuestro nicho de mercado.

Para determinar nuestro público objetivo podemos manejar información secundaria (informes, estadísticas y cualquier tipo de información realizada por terceros sobre los públicos culturales en general y el mercado) o crear información primaria (es decir, obtener nosotros mismos información de primera mano sobre los productos y las personas que nos visitan y atienden a nuestra programación). Por ello, las encuestas son indispensables a la hora de desarrollar estrategias de marketing y publicidad.

Cómo hacer una encuesta


  • Definición de un objetivo concreto:

    En primer lugar, para realizar cualquiera de estas acciones, es necesario marcarnos un objetivo. ¿Qué información queremos obtener de nuestro público? ¿Qué vamos a hacer con esa información? ¿Es con fines puramente estadísticos, o es para realizar cambios concretos en función de los resultados o realizar campañas de marketing para un determinado producto? ¿Queremos obtener información sobre cómo se valora nuestra programación, sobre los servicios de atención al público o queremos datos para segmentar espectadores y definir target? Es muy importante delimitar qué tipo de información queremos obtener y marcarnos un objetivo para no caer en preguntas vagas y no orientadas a acciones concretas. También podemos hacer una encuesta sobre satisfacción en general, pero hemos de especificar de antemano si queremos segmentar esa información por tipos de visitante o si, por ejemplo, queremos que contemple servicios añadidos como guardarropa, cafetería, servicio de venta de entradas, etc.).

Cómo captar datos para conocer a nuestro público

  • Formato y redacción de las preguntas:

    La redacción de las preguntas ha de ser de estructura muy clara y sencilla y no puede llevar en ningún caso a interpretaciones diversas. Haz siempre una prueba con varias personas ajenas a tu organización, que se aproximen lo más posible a tu público objetivo, para cerciorarte de que el lenguaje que utilizas es inequívoco para terceros. Para escribir las preguntas tienes que elegir el formato de las mismas. Los formatos son diversos:

Preguntas de respuesta cerrada: de respuesta única o múltiple. Por ejemplo: ¿recomendaría este producto?

Preguntas de escala (valorar del 1 al 10, o de excelente a muy malo, etc): cuidado dan opción a elegir el término medio, porque en general tendemos mucho a valorar las cosas con un “5” o “medio”. Si queremos que los encuestados se decanten, redacta un número par de preguntas. Por ejemplo: Valore de excelente a muy malo la calidad de este producto.

Preguntas abiertas: dan información cualitativa muy valiosa, pero difícil de analizar numéricamente. Aunque siempre podemos incluir una pregunta abierta en una encuesta, la información cualitativa es mejor dejarla para los focus groups. Por ejemplo: ¿Qué le ha parecido este nuevo producto?

Votación online: es útil para pequeñas acciones que se desarrollan muy bien en redes sociales y ayudan a generar tráfico y promoción. Por ejemplo, ofrecer la posibilidad de votar la exposición o función que más ha gustado de la temporada.
Las encuestas tienen que tener un número reducido de preguntas. De lo contrario,  corremos el riesgo de que muchos no terminen de completarlas. Mi opinión personal, aunque depende del tipo de encuesta, es que el número debe estar en un máximo de entre 10 y 15.

Valora la posibilidad / adecuación de hacer encuestas divertidas  y con preguntas redactadas con sentido del humor.

Hacen que tu público se divierta, se sienta relajado y por lo tanto más honesto a la hora de contestar y, si son online, sean difundidas en redes sociales.

Elige a tu público objetivo y cómo vas a dirígete a ellos

Decide a quién vas a mandar la encuesta y por qué medio se la vas a hacer llegar. Las personas a quien quieras dirigir tu encuesta determinarán el medio de envío: si será toda tu base de datos, sólo un segmento de público, el público de una exposición o función concretas, tu equipo de voluntarios o personas que visitan tu web. Escribe una breve introducción del objetivo de la encuesta para implicar al encuestado y animarle a participar en la consecución del mismo. Si es online, dí por adelantado los minutos aproximados que se tarda en contestar.

Es muy importante en este punto que la comunicación con el encuestado sea natural, que no sienta que vas a obtener datos del mismo sin ton ni son, sino que se trata de una estrategia de marketing, y que el objetivo principal es conocer mejor a nuestro target, y datos como su edad, nivel educativo y un largo etcétera que nos ayudarán en el campo de la publicidad.
También tendrás que explicar cómo rellenar la encuesta y garantizar el anonimato y /o la protección de datos si procede.
En cuanto a los medios, pueden ser encuestas realizadas in situ a los espectadores, telefónicas, por correo electrónico, vía redes sociales, etc.

Hoy en día lo más fácil y barato es realizar encuestas online mediante softwares especializados y  de bajo coste (normalmente gratuitos para las 100 primeras respuestas), por lo que dependiendo de cuál sea el objetivo final, nuestra estrategia de marketing o el mismo mercado en que nos movamos, se deberá definir con mucha cautela.

Las encuestas nos ayudan en gran parte a conocer a nuestro público objetivo

Yo los recomiendo vivamente, porque son fáciles de utilizar y ofrecen estadísticas de forma automática. También cuentan con plantillas y consejos que realmente ayudan a diseñar la encuesta, (si eres como yo, que de marketing, target y mercado puedo tener nociones, pero el diseño no es lo mío). La desventaja es sólo una pero importante: no todos tus públicos consultan tu web o redes sociales, por lo que la muestra estará sesgada en ese sentido.

  • Analiza y Actúa:

    El análisis de datos puede hacerse una ardua tarea en la realización de encuestas, pero el software que hay en internet facilita mucho las cosas. ¡Ánimo con el Excel! Para encuestas complejas y si tienes presupuesto, siempre puedes acudir a una consultora que te haga el trabajo, tanto en el diseño como en el análisis estadístico de la encuesta. Te ayudarán además a realizar muestras más significativas y minimizar desviaciones de datos sobre nuestro público objetivo.
    Pero las encuestas, como herramienta de marketing y de obtención de datos sobre el mercado, un determinado producto o nuestro target, no deben hacerse para obtener unas estadísticas que se guarden en un cajón. Si has definido bien tu objetivo y diseñado la encuesta en consecuencia, ahora toca tomar decisiones, sobretodo en la referente al servicio que vas a prestar a tus cliente. Si, por ejemplo, has realizado una encuesta que hace pensar al público en ciertas mejoras, no debes dejar de tomar decisiones al respecto, ya que de lo contrario el espectador se sentirá engañado y tú habrás realizado un arduo trabajo en vano. Hace unas líneas hablábamos de la importancia de mantener una comunicación clara con el encuestado, demostrando que nuestro nivel de trabajo es muy alto. Por ello, independientemente del grupo de edad, nivel académica, los medios que se utilicen para realizarla, podemos concluir que la creación de encuestas es una potente herramienta de marketing, y los datos que obtenemos serán muy valiosos.

Separator image Posted in General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *